Un clásico de esos imprescindibles que no pueden faltar. Nuestra propuesta consiste en una base de sablé bretón, una crema de limón tan intensa que sorprende y un merengue italiano muy fino.

El sablé es una galleta de origen francés que se caracteriza por ser redonda y tener los bordes dentados. A nosotros nos gusta darle un toque de avellana para que contraste con el limón.

Para encontrar el origen de esta galleta hay que remontarse a 1670 cuando la marquesa de Sablé dio a conocer estos dulces en la corte del rey en Versalles.

En el interior de esta tarta podemos saborear una potentísima crema de limón hecha con ralladura y zumo de limón natural y un merengue italiano consistente y bien brillante; justo en su punto con el toque exacto de “quemadito”. Este tipo de merengue es el más costoso de elaborar pero es perfecto para cubrir estas tartas ya que se queda duro y no se vuelve a bajar.

A este merengue también se lo conoce como “suspiro” y a diferencia del tradicional o merengue francés que se desmonta y comienza a soltar líquido, tiene una gran consistencia. Por ello resulta el compañero perfecto para decorar las tartas y darles un toque dulce.

Esta tarta es muy refrescante y es perfecta para acompañar con un té o café calentito.

tartaleta-de-limon

¿QUIERES PROBARLO? REALIZA TU PEDIDO POR MAIL





Puedes hacer el pedido por mail, indicarnos qué y para cuántas personas te gustaría encargar. Nos ponemos en contacto contigo para aclarar dudas y te avisamos a qué hora puedes pasar a recogerlo y cómo transportarlo de forma segura.

Pin It on Pinterest