En Charamel Gozotegia nos encanta perfumar y aromatizar nuestros dulces con ingredientes naturales que dan a las elaboraciones un sabor y un toque muy característico y sabroso.

Desde nuestro obrador nos gusta experimentar e innovar con las recetas para encontrar nuevos sabores, pero también sentimos debilidad por las tartas de “toda la vida”. Tartas rústicas que traen a la memoria recuerdos de la infancia, como la carrot cake o tarta de zanahoria, una opción dulce y saludable.

Además de una buena ración de zanahorias naturales, lleva especias variadas, esencias y aromas que la hacen tan única. El toque de la crema o frosting de queso de su interior le aporta aún más humedad si cabe, ya que el bizcocho en sí resulta muy esponjoso y nada seco.

Ideal para desayuno y/o merienda. Es uno de nuestros clásicos que se quedará para siempre en Charamel Gozotegia. Ya hay unos cuantos “carrot adictos”, de hecho, también la puedes llevar para tomar de postre o comprar la tarta completa.

Para acompañar una porción de tarta de zanahoria, una buena taza de chocolate caliente es una buena opción ya que  los sabores contrastan muy bien.

También preparamos otras versiones, vegana y/o sin azúcar y en temporada de calabaza también la elaboramos con esta verdura, que es del estilo pero con su característico sabor.

 

Tarta de zanahoria

¿QUIERES PROBARLO? REALIZA TU PEDIDO POR MAIL





Puedes hacer el pedido por mail, indicarnos qué y para cuántas personas te gustaría encargar. Nos ponemos en contacto contigo para aclarar dudas y te avisamos a qué hora puedes pasar a recogerlo y cómo transportarlo de forma segura.

Pin It on Pinterest