Pastel vasco, euskal pastela o gateau basque, pero ¡ven a Charamel Gozotegia y disfrútalo!
Pastel Vasco en Charamel Gozotegia
Prácticamente todos los pueblos del mundo elaboran dulces y suelen competir por su joya de la corona, como suele decirse. Me resulta muy complicado elegir el mejor postre de la repostería vasca, pero de lo que estoy segura es de no equivocarme al compartir con todas vosotras este pastel.

¿QUIERES PROBARLO? REALIZA TU PEDIDO POR MAIL





Puedes hacer el pedido por mail, indicarnos qué y para cuántas personas te gustaría encargar. Nos ponemos en contacto contigo para aclarar dudas y te avisamos a qué hora puedes pasar a recogerlo y cómo transportarlo de forma segura.

Pastel vasco, conoce su historia

En la irreductible aldea vasca de Cambo, en Lapurdi, una provincia euskaldun en el suroeste del estado francés, surgió la primera receta del pastel vasco o euskal pastela, corría el siglo XVII.

Los habitantes de aquella zona aún recuerdan a las famosas Hermanas Dibar, Elisabet y Anne, que fueron las guardianas junto con sus familias de la receta tradicional durante generaciones. Originalmente se hacía con harina de maíz y probablemente anteriormente con mijo, que era el cereal consumido hasta la importación de semillas de maíz provenientes de América.

Se trataba de un bizcocho seco o galleta, cuya cobertura exterior crujiente, aromatizada, rompe con el interior cremoso, en ocasiones relleno también con frutas de la zona, como los clásicos euskal pastela rellenos de cerezas negras de la zona de Itxassu, lo que aportaba un toque jugoso y sabrosón al postre.

¿Has probado nuestra receta?

En Charamel Gozotegia la presentación del Euskal Pastela es en tarta, para ocho o nueve personas, o bien en raciones individuales abundantes. Tanto una como otra vienen decoradas con un lauburu de azúcar glas que como muchas sabréis es una cruz de brazos curvilíneos muy presente en la cultura vasca actual. Es un símbolo precristiano, según dicen algunos del sol o el movimiento y las edades del ser humano, según dicen otros representa la vida cando los brazos giran a la derecha y la muerte en caso de girar a la izquierda, de ahí su presencia en lugares fúnebres.

Este sabroso postre de cuchara se combina muy bien con una infusión de nuestra carta y de fondo escuchando a clásicos de nuestro folclore como Benito Lertxundi, Mikel Laboa o la actual y deliciosa a la par que profunda voz de Anari.

Es un pastel que no puede faltar en festividades como Santo Tomás, donde el consumo local del cremoso se dispara, se puede visitar el mercado del Arenal en el corazón de Bilbao y ver una interesante variedad de recetas de este postre procedente de diferentes provincias de Euskalherria. Muy recomendable también para personas ajenas a la cultura vasca que quisieran acercarse desde el paladar.

Pin It on Pinterest