El Pan Stollen es un pan dulce procedente de Alemania. La receta tiene unos 600 años de antigüedad. En el país germano es típico prepararlo en las Navidades. En sus inicios se trataba de una receta bastante austera, a base de harina, aceite y agua. Era típico consumirla en el adviento, ideal para los periodos de ayuno donde ingredientes lácteos estaban prohibidos.

Pan Stollen en Charamel Gozotegia

¿QUIERES PROBARLO? REALIZA TU PEDIDO POR MAIL





Puedes hacer el pedido por mail, indicarnos qué y para cuántas personas te gustaría encargar. Nos ponemos en contacto contigo para aclarar dudas y te avisamos a qué hora puedes pasar a recogerlo y cómo transportarlo de forma segura.

Conoce la historia del Pan Stollen

El dulce empezó a prepararse al calor de muchos hogares y se hizo una propuesta formal al Papa de la época para ampliar la receta.

Después de varias negativas, se negoció añadir mantequilla, frutos secos y cítricos confitados, eso sí a cambio de hacer una donación en cada hornada del pan, para la construcción de la catedral de Freiberg, como diría una vieja amiga mía “la casa siempre gana”. Esta ampliación de la receta le aportaba sabor y alimento al pan, que era consumido tanto en el desayuno como a media tarde.

Por otro lado, lo encarecía. Convirtiéndose en el bollo de la nobleza. Hasta que Augusto II de Polonia hizo un encargo de 1,8 toneladas de Pan Stollen, las cuales mandó cortar en 24.000 porciones a repartir con la población de Dresde, lo que hizo que de nuevo se popularizara el manjar.
El Pan Stollen presenta una forma oblicua y abultada, con cobertura abundante de azúcar glas. Según la tradición alemana, simboliza un bebé recién nacido en pañales envuelto en una manta. Para los católicos, el cuerpo del niño Jesús. De ahí su tendencia a degustarlo en Navidad, temporada de avellanas y naranjas.

En nuestro local, la porción son dos finas rebanadas de Stollen colocadas sobre puestas una encima de la otra. Al corte se puede ver, su interior generoso en avellanas y uvas pasas. Tiene también naranja confitada y aroma a ron. Es un postre ideal para los menos golosos ya que se saborea la masa fermentada y las uvas pasas, por tanto, no es excesivamente dulce. Un acompañante perfecto para un buen tazón de chocolate, templar el cuerpo con las reminiscencias de las chimeneas y hornos de leña que le vieron nacer.

Dándole continuidad a las rutas viajeras gastronómicas-reposteras, sabemos de un festival de pan stollen, el Stollen fest, localizado en Dresden, el sábado antes del segundo adviento, de entrada gratuita y donde se puede disfrutar degustando stollen con diferentes recetas, así como de la rememoración del histórico stollen de 1,8 toneladas, que semanas antes preparan entre diferentes “bakeries” locales.

Pin It on Pinterest