Imagínese una conjunción precisa entre magdalena y sobao pasiego, recién sacado de nuestro obrador  y con el regusto de la almendra molida y la mantequilla tostada. Esta delicia en Charamel Gozotegia se llama financier:

Financiers bizcocho francés en Charamel Gozotegia

¿QUIERES PROBARLO? REALIZA TU PEDIDO POR MAIL





Puedes hacer el pedido por mail, indicarnos qué y para cuántas personas te gustaría encargar. Nos ponemos en contacto contigo para aclarar dudas y te avisamos a qué hora puedes pasar a recogerlo y cómo transportarlo de forma segura.

Descubre la historia de los financiers

El financier es un bizcocho de origen francés. Originalmente tenía forma ovalada y le dieron luz mujeres que vivían en comunidad, con dedicación a la mística y deduciblemente al dulce oficio de la repostería, las Hermanas de la Orden de la Visitación. Esta receta creada por mujeres nos habla de pasión y compasión, de dedicación y disfrute, de compromiso y ternura hacia otras personas, independientemente de su condición. Nos susurra cuidados y creación. Una historia de superación de sabores y texturas.

Posteriormente los suizos adaptaron su forma al público consumidor, tomó aspecto de “lingote”, cambiaron su trazado curvilíneo y flexible por un aspecto más rectangular, herencia pesada la línea recta. Y lo hornearon dorado para ser consumido por financieros y financieras, reloj en mano, que no querían ensuciar sus manos. Perdiéndose en mi opinión, la gozosa y antigua costumbre de chuparse los dedos.

¿Has probado los financiers de Charamel Gozotegia?

Imagínese una conjunción precisa entre magdalena y sobao pasiego, recién sacado de nuestro obrador y con el regusto de la almendra molida y la mantequilla tostada. Esta delicia en Charamel Gozotegia se llama financier. Su tamaño es ideal para acompañar un fugaz café en barra para afrontar las tareas diarias y otras piensan que su combinación adecuada es una tarde lluviosa de domingo, con una cálida taza de chocolate y sin prestar atención a las manillas del reloj.

Nuestros mosqueteros charameleros, Nagore, Sergio, Nely y Ouidian con sus afilados cuchillos y palas planas confeccionan los afamados financiers del Casco Viejo de Bilbao.

Queridas lectoras y apasionados clientes, si me piden una descripción sonora, como dice mi compañera, les diría: uhmm mmm, ¡¡delicius!! Si me piden una banda sonora que acompañe a este dulce, sin parar a reflexionar recomendaría al fascinante pianista, entre otras cosas, Yaan Tiersen en su composición para la famosa cinta Amelie, una de las joyas del séptimo arte. Si me preguntan por una experiencia que me evoque la deglución del pastel, les diría una tarde con mi abuela, disfrutando de un sencillo bizcocho y nuestro encuentro, de una conversación reflexiva y con diversos puntos de vista.

Al fin y al cabo, hay tantos puntos de vista como personas, o más aún porque también se puede cambiar de opinión, según los momentos, los contextos, los sentires. Hay opiniones que evolucionan y otras que se estancan o echan raíces según como se mire. La diversidad nos colorea el día a día y los financiers nos los endulzan.

Pin It on Pinterest